Usted está en : Portada: Opinión
Viernes 6 de marzo de 2009
Junaeb: algo de historia

La idea del "Auxilio Escolar" se instala en Chile en los primeros años del siglo XX. En 1920, bajo la presidencia de Juan Luís Sanfuentes, se establece la obligatoriedad de la Instrucción Primaria. Ocho años más tarde, durante el Gobierno de Carlos Ibáñez del Campo, se crea la Dirección General de Educación Primaria y las Juntas Comunales de Auxilio Escolar.

Posteriormente, en 1953, nace la "Junta Nacional de Auxilio Escolar", Junae, que asume la responsabilidad de los Servicios de Auxilio Escolar a favor de los estudiantes de las escuelas primarias del país. En 1963, el senador Radomiro Tómic presenta al Parlamento un proyecto de creación de un Fondo Nacional de Becas, Educación y Préstamos.

Un año más tarde, bajo la presidencia de Jorge Alessandri Rodríguez, cuando el país registra una población de ocho millones de habitantes con un millón de ellos analfabetos, se promulga el 1° de octubre de 1964 la Ley N ° 15.720 da vida a la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas, Junaeb. Desde entonces, se ha consolidado una Red Nacional de Apoyo al Estudiante.

A comienzos de la década de los 80', Junaeb comienza a externalizar sus programas, incorporando la gestión de los mismos a entidades privadas. Esta alianza con privados traerá grandes beneficios al país, en términos de eficiencia. Luego en los años 90, la educación volvió a ser preocupación central del Gobierno.

En la actualidad el Programa de Salud del Estudiante y el Sistema Nacional de Becas, permiten que miles de alumnos/as puedan culminar con éxito su desarrollo escolar, destacando en salud el Programa de Módulos Dentales y el Programa Habilidades para la Vida. En tanto, las múltiples becas que otorga, focalizadas a través del Sistema Nacional de Asignación con Equidad , representan una contribución concreta a la lucha por mayores niveles de equidad.

En nuestra Región de los ríos la inversión en beneficios dirigido a los niñas/os mas vulnerables se proyecta el año 2009 por sobre los M$ 12.000, destacando la inversión en el Programa de Alimentación Escolar que entrega diariamente sobre 64.000 raciones alimenticias complementarias en las 12 comunas del territorio, llegando a apartados sectores rurales con este beneficio, con una inversión por sobre los M$ 8.000.

Finalmente podemos señalar que la política de protección social constituye un sello del actual gobierno y su implementación demanda un compromiso aun más activo y profundo de nuestra institución, como también de todos los agentes que comparten esta nueva visión ; la de un Chile más justo y con mayores oportunidades.